En 1931, Gregorio Martín un joven emprendedor llegado años antes a Bilbao, decidió instalar su propio comercio en Artecalle 22. Gracias a una amistad personal con un importador, el visionario Gregorio innovó su comercio especializándose en la venta de bacalao y colocó la famosa placa que reza: “Gregorio Martín. Especialidad en bacalao remojado todos los días. Tno.- 13.707”. 

 

Desde entonces, las mismas enormes bacaladas, sacos de legumbres a granel, quesos, embutidos, conservas, vinos, condimentos, chocolates… con la misma profesionalidad y cariño hacia el cliente de siempre. Nuestro secreto es la procedencia de los productos y el trato personalizado que nuestros empleados desde hace décadas  brindan a los visitantes. 

 

Nuestro producto estrella, el bacalao es importado desde hace más de 80 años de las islas Feroe, un pequeño archipiélago anclado en el Atlántico Norte, entre Escocia, Noruega e Islandia. Allí las aguas son muy frías y eso hace que el pescado tenga más grasa para protegerse y sea muy fino: la clave, entre otras, de un buen pil pil. Muy importante para nosotros, nuestros productos son fruto de una pesca sostenible con anzuelo en línea, una técnica en la que el bacalao no sufre tanto como con el arrastre. Además del bacalao, todos nuestros productos son seleccionados con mimo entre los mejores del mercado, buscando siempre satisfacer a los mejores cocineros y comensales.

gallery/8473907819_33d551fec5_b
gallery/147384278.zbcqduzw
Nuestra tradición desde 1931
Almacenes coloniales - Bacalao
gallery/satellite